ahorra vendiendo

¿Cuánto dinero ahorras al comprar en portales de clasificados?

Los portales de anuncios clasificados son una vía interesante para acceder a productos y servicios de un modo alternativo al mercado habitual. Entre los portales de clasificados, los hay que son gratuitos, otros de pago, unos que se centran en un mercado específico y otros en cambio que hacen de su diversidad su punto fuerte.

A diario son utilizados por miles de personas, dependiendo de la necesidad que vayamos buscando deberíamos dirigirnos a unos u otros. En los últimos años, los portales de clasificados se han convertido en una competencia directa de los sitios web especializados en venta de productos como Cash Converters, Ebay, Amazon o Wallapop.

Habitualmente, el cliente potencial que acude a los portales de clasificados para comprar un determinado producto o acceder a un servicio concreto lo hace pensando que le va a resultar económicamente más barato, esto obliga a los vendedores a fijar un precio más económico por su bien o servicio.

Si a esto unimos que los precios de venta de productos en internet son más económicos por norma general que la venta física, descubrimos que es posible ahorrar mucho dinero comprando de manera online. Cada vez más gente está perdiendo el miedo a comprar a través de internet, en 2014 en España la mitad de los usuarios digitales adquirieron o vendieron algún producto de segunda mano a través de internet.

La pregunta que pretendemos resolver en este artículo es, ¿cuánto dinero puedes ahorrar al comprar en portales de clasificados?

vender6

Vender por internet: la forma económica de emprender

Internet es, sin lugar a dudas, una de las herramientas más interesantes y prácticas para emprender, pero para ello, los comercios o las ideas que se propongan han de ser innovadoras y tener algún punto novedoso.

Estamos asistiendo a una revolución de todos los sectores de negocio gracias a la revolución de la tecnología y las telecomunicaciones. Pongamos como ejemplo los medios de comunicación. Los periódicos en papel están perdiendo protagonismo frente a los medios digitales, la forma de consumir televisión está cambiando de manera radical gracias a las plataformas de contenido audiovisual que operan a través de internet y las redes sociales también han supuesto un cambio radical en el modo de acceder a la información.

El modo de acceder a nuestras compras también ha vivido una revolución. Cada vez más gente se anima a comprar por internet, el público general ha perdido el miedo a comprar por internet.

Cada vez se establecen más plataformas de venta a través de internet que pueden ser una buena oportunidad para emprendedores sin tener que hacer frente a otros gastos administrativos y de infraestructuras que necesitan ser cubiertos con un comercio tradicional.

A continuación os ofrecemos algunos modos de emprender vendiendo a través de internet, sólo necesitas imaginación, talento, ganas de innovar y sobre todo, trabajar duro.

comprar joyas

Aspectos a tener en cuenta a la hora de comprar joyas a un particular

Las joyas son el eterno objeto de nuestro deseo. Se trata de artículos meramente ornamentales, pero su fabricación está hecha con piedras y metales preciosos y unos procesos artesanales sumamente cuidados, los convierten en auténticas obras de arte en forma de anillos, de pendientes, de collares o de brazaletes, además de tiaras y otros complementos.

La utilización de joyas hunde sus raíces en la mismísima Prehistoria, etapa en la que ya se hacían cuentas con concha de caracol marino como las que fueron encontradas en las cuevas de Blombos, en África. De materiales como éste la cáscara de huevo de avestruz se pasó luego a los huesos de animal, al nácar y al colmillo de mamut, pasando ya con posterioridad al cobre, hace 7.000 años.

Las joyas son además enseres estrechamente relacionados con el lujo y, de hecho, siguen siendo utilizadas para marcar diferencias con respecto al estatus. Marcas como Tiffany and Co., Cartier o Bulgari venden piezas a precios que, fuera de la élite, pueden parecer desorbitados. Hablamos de un colgante de plata esterlina por 750 euros, unos gemelos de oro de 18 kilates por 3.850 euros o un reloj de diamantes por 24.500 euros.

La normalización del uso de Internet, sin embargo, ha propiciado el auge de un mercado que, sin ser nuevo, parece estar viviendo una segunda juventud: el de segunda mano. Los portales especializados y las redes sociales ayudan a conectar personas en circuitos de compra-venta alternativos, donde se pueden encontrar auténticas ofertas.

Eso sí, quienes no son muy duchos en la materia son carne de cañón para estafas. Recopilemos información relevante respecto a la compra de joyas de segunda mano para evitarlo.